jueves, 17 de abril de 2014

micropensamiento primaveral

Ojalá tuviera pajaros en el estomago, porque así no serían las cuatro de la mañana y les oiría al lado de mi ventana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario